Archive

Posts Tagged ‘Fiesta’

Fiesta de Muertos en San Ildefonso

San Ildefonso se viste de color, y se alumbra con veladoras que puestas con devoción hacen claro el camino para la llegada de los angelitos (difuntos niños) y de los difuntos adultos.

Como cada año, en San Ildefonso conservamos la tradición que se conserva junto con todos nuestros ancestros, los abuelos, los padres, las madres, de cara al Dios en que creemos y a la Vida que buscamos preservar ponemos nuestras ofrendas y nuestro corazón.

La fiesta de Muertos fue grabada para la creación de un documental a cargo de la Unión de Cooperativas Ñôñho de San Ildefonso, AC

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acceso a más fotos click aquí  No olviden dejar sus comentarios!

Fiesta patronal en San Ildefonso, Amealco, Qro 2011

En esta entrada unas demostraciones previas a la realización de los videos documentales en forma que tenemos en planes toda vez que consigamos recursos. Las imágenes fueron tomadas durante la fiesta patronal de enero del 2011

Fiesta de San Ildefonso, Amealco, Qro.

Pasó la fiesta patronal de San Ildefonso del 21 al 24 de enero con su día central el 23 de enero, por ahí nos topamos compartiendo momentos de alegría, entusiasmo de manera sencilla. Estudiantes se veían trabajando haciendo entrevistas a los mayores o al fiscal. Otros se veían apurados resolviendo en equipo alguna tarea posicionándose con su laptop en medio del kiosko de la plaza frente al templo. El castillo y la pirotecnia nos hizo voltear al cielo iluminado de estrellas junto con otros cientos de personas.

Al pasar de los días bien puede ser momento de reflexionar al tiempo que se hacen entregas de trabajo al rededor de temas culturales o sociales, y quedan resonando colores, movimientos de danza, ambiente de multitudes, signos religiosos combinados con motivos ancestrales que anteceden al cristianismo. Resabios de la comunidad que sin desaparecer renuevan cada año una amalagama coherente, eso que llamamos cultura Ñöñho (otomí).

Quizá uno de los rasgos más vistozos y agradables, como místicos y profundos es la danza. Común a muchas culturas indígenas en México y otras naciones fue el uso de las danzas, para fiestas populares como fiestas sagradas dedicadas a sus dioses o ceremonias de índole religiosa.

Siguiendo el estilo de una muy propia música, las danzas son monorítmicas. El sonido e los tambores es monótono. El violín va y viene perdiéndose y entregándose a la gente pasando por oídos y ahora, en la época contemporánea combinándose con otros sonidos, el de los fuertes audioparlantes y bocinas por donde sale la música de moda, el punchis punchis, hip hop, disco, etc. muchas de ellas en inglés, o la banda. La melodía lograda es aguda en su totalidad y de persistente repetición, favoreciendo la concentración y la acoplación al movimiento. El marco moderno le da un toque que a uno le deja pensando y preguntándose cómo y por qué.

Los violines fueron instrumentos españolizados o de extracción española, pues en la antiguedad no fueron conocidos, sin embargo han sido apropiados por la comunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En un nivel más profundo de ideas hay que decir que gracias a la danza y los ritos que le circundan se genera una reciprocidad de los presentes en la fiesta, incluso en comunión con la tierra, con la Madre Tierra. Con esta reciprocidad se goza y también se facilita que se reafirme la identidad y la visión del mundo de los pueblos Ñöñho y los circunvecinos, consolidando los lazos que los vinculan para la vida cotidiana dentro de la comunidad y con relación al entorno.

La unidad de los hombres y mujeres de San Ildefonso y de los vecinos como Santiago Mextititlán, San Miguel Tlaxcaltepec, San Lucas, La Concha, etc. (más de 24 pueblos asistentes a la fiesta) encuentra un momento privilegiado en la recepción que se hace en las canchas, donde se simboliza la convergencia de los hermanos que conforman la comunidad mayor.

Personas mayores, menores y jóvenes ocupan las esquinas de la plaza central del pueblo de San Ildefonso en cuyo centro se concentran puestos de comida, de venta de golosinas y enseres caseros, entre los que están cobijas, cazuelas, cubetas, no sin faltar juegos mecnicos o el típico futbolito de feria. La representación final simbólicamente refiere a un ecléctico cuadro, sea como complemento o como oposición entre lo que viene del pueblo, de “los abuelos” como dice mucha gente, y lo que viene de la ciudad, lo urbano y moderno. Con o sin ello, la población tiene suficientes elementos para reafirmar su identidad indígena y se reconocen todos como iguales y portadores de una misma cultura, con diferencias naturales ante los “de afuera” que viven en el pueblo o que llegan de lejos, de la ciudad, a participar de la fiesta, y que son bien recibidos.

Entre los ritos y actividades de la fiesta están las celebraciones religiosas “oficiales”, las misas, donde se confirman algunos y otros celebran su primera comunión. Aquí, el sacerdote es quien preside, inclusive se presenta el Obispo, las madres de la Asunción colaboran para llevar a buen cumplimiento el programa coordinando actividades de liturgia o al grupo de colaboradores o catequistas.

Resalta, entre los ritos ancestrales el alba, la llevada de flores, la puesta de altares, las procesiones (varias), por supuesto la danza ya mencionada, entre las que destaca “La danza de las pastoras”, que une a mujeres de todos los barrios Ñöñho de San Ildefonso (once barrios) al unísono del violín y el tambor. Los hombres también danzan.

Una actividad cuyo nombre no recuerdo en este momento pero es el último día después de la misa consiste en la pelea de dos grupos en la que asesinan a una persona que representa el hijo del rey Ñöñho, que es matado por un español. Evocando la conquista de los españoles a México en el siglo XVI. Este conflicto podría ser ritualizado para hallar soluciones a los problemas reales que existen entre los grupos. Si bien se intercambian golpes, violencia y agresiones, el suceso representado evidencia la búsqueda de soluciones tanto para situaciones de orden político como social.

Existe un concepto asociado en términos de sociología de la cultura que refiere los momentos de paz y reconciliación que surgen tras procesos conflictivos grupales y personales dentro de un grupo o sociedad. Entre ambos contenidos prima una doble necesidad, la de la unidad y la de hacer justicia, tan pertinente en el contexto actual donde, en localidades como San Ildefonso u otras de Amealco, impera la desigualdad.

En todo pueblo, incluìdo el indígena, se busca que quien gobierne, quien esté a cargo sea una persona “de respeto” que cumpla la demanda del Pueblo en su conjunto.

Sin embargo, el orden sociopolítico es heredero de un mundo colonial y “occidental” que ha conformado relaciones subalternas: el otro está siempre en relación dispar, privilegiada y opresiva, o subalterna y dominada. Las personas participantes a una Fiesta patronal como la recientemente celebrada tendríamos la oportunidad de contemplar y reflexionar qué estamos festejando, además de estarla gozando, y cómo se relaciona una actividad o un rito con la actualidad, en aras de caminar no solamente en la preservación de los signos, ritos, tradiciones y costumbres, sino de responder a realidades que hoy deparan retos a la población ñöñho y a los mestizos, imbricadamente en relación y mezcla evidente.

Así, los gestos rituales pueden permitir al pueblo de San Ildefonso, tanto ejercer influencia sobre las fuerzas externas a la comunidad y asumir los poderes que tiene para fomentar un orden social basado en su cosmovisión. Que la Fiesta de San Ildefonso, el Santo Patrono nos haga reflexionar.

Por nuestra parte estuvimos grabando un video del desarrollo de la fiesta para generar materiales que sean acervo y de utilidad para distintas cosas, también una serie de fotografías, todo esto con apoyo profesional. Estén al pendientes de presentaciones, exposiciones y páneles. Una y otra vez muchas personas nos preguntaban que si éramos de la televisión, que en qué programa iban a pasar el video. No lo somos, es un video para la comunidad soportado por “la Unión”.