Inicio > General > Ewald Hekking ar nt’äni

Ewald Hekking ar nt’äni

Agustín Escobar escribe un artículo para La jornada, sobre la trayectoria de Ewald, quien trabajó en el Instituto Intercultural Ñöñho en sus orígenes.

“A escondidas”, que en ñañho se traduce como ar nt’äni o ar ‘ñäni, es la primera palabra que encontramos en el Diccionario español-otomí de Santiago Mexquititlán, escrito por el lingüista holandés Ewald Hekking y el profesor ñañho, Severiano Andrés de Jesús, publicado por la Universidad Autónoma de Querétaro en 1989.

 

“A escondidas” es una referencia que nos remite a la condición histórica y actual de la lengua y la cultura ñañho, porque sus habitantes han sido ignorados y maldecidos desde cinco siglos atrás. Cada vez que en alguna conversación aparece el tema de la situación actual de los idiomas vernáculos de Querétaro, nos vemos precisados a mencionar que un coterráneo de Van Gogh ha sido la primera persona no indígena que se ha interesado por la lengua y la cultura de sus semejantes caídos en desgracia. 

 
Nunca faltan personas que se indignen por el hecho de que un extranjero, para nuestro caso Ewald Hekking, sea quien conoce mucho mejor la cultura y el idioma ñañho que los queretanos en su conjunto. Porque, hay que mencionarlo, Ewald no sólo habla y escribe en ñañho, sino que, desde hace varios años, se ha encargado de promoverlo y enseñarlo en ámbitos universitarios, además de difundirlo en foros internacionales, lo que ningún criollo o mestizo ha hecho por sus raíces culturales, tal vez exceptuando a Ricardo Pozas, el ilustre antropólogo mexicano oriundo de Amealco.

A partir de las investigaciones de campo en el mundo ñañho, Ewald y el profesor Severiano no sólo publicaron un diccionario ñañho, sino también una gramática, la primera que en este rubro se ha publicado en Querétaro.

“La primera vez que escuché hablar otomí, se me hizo un idioma muy bonito, algo precioso. Eso ocurrió en San Ildefonso Tultepec, cuando en Educación Indígena me invitaron a conocer a los maestros que estaban con los niños de una escuela. Me presentaron y el director les explicó a los niños en ñañho”. 

“Dentro de las aulas de las escuelas bilingües continúa la dinámica de siempre, al igual que hace más de veinte años en que yo conozco esa realidad. El aula es el principal lugar en el que se pierden las lenguas. 

La última palabra del diccionario es “zurrar”, que en ñañho se traduce como tukuxifni.

Leer más: Autor: Agustín Escobar Ledesma en La Jornada Semanal el 18 de noviembre de 2012

Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: